Te escribo

Te atrapa y no respiras. El tiempo, un delito.

Gotas de lluvias golpeando frías sobre tus mejillas

Golpeando frías sobre nuestras mejillas

El día es el sonido de tambores en la ciudad

Este puede ser un mundo difícil donde vivir

Así que bebe cervezas en el patio y el jardín

Vivías tan cerca del mar que podías oler la orilla

Cuando lo hacías sentías la sal en tu piel

A veces es muy difícil asimilarlo todo

Entonces vives entre las treguas de las tormentas

Dejas que los días se desenrollen debajo de ti y te tiren de los pies.

Resistes el sueño en habitaciones oscuras

Y después de la tormenta deja que los sedimentos se asienten en tu corazón

Rodillas débiles con el peso del corazón

No podías hablar y para qué comenzar cuando es todo tan inevitable

Es el goteo detrás del cristal que humedece el salón y hace que el aire sea húmedo a tu alrededor

En este mundo rara vez abrimos nuestras manos para pedir ayuda

El exterior te envuelve y yo escapé. Escapé a las grandes luces como si pudiéramos escapar de nuestros sentimientos.

Como si un viaje en tren fuera suficiente, como si no nos fuera a atrapar

Lejos es donde se supone que cambia nuestra vida

Una vida nueva, navidades en un piso frío y gente desconocida.

Sonreía y decía que lo logré

No sabíamos que la sombra nos perseguía

Cuando pienso en ti, me sacudo la cabeza como si pudiera expulsarte

Espero que supieras lo que significabas para mí

Sé que ahora es más difícil que nunca decir cómo te sientes

Recuerdo los asientos de cuero calientes de la 4×4

Y la música con los campos más verdes que nunca

Tus recuerdos ahora como una película que se repite si parar

Tengo que aprender a hablar porque cuando lo hago te siento cerca de mi

En una ciudad donde no podemos soportar estar tan cerca unos de los otros

Nos movemos de sitio en el bus para no tocarnos

Demasiada gente, todos lejos, no los puedo atrapar

Y está bien, todos estamos bien, seguimos el río de la vida

Entonces te escribo con las puntas de mis dedos

Saco el ruido externo y te escribo

Te escribo y veo tu cara en la soledad de las estaciones de tren a media noche

Esos lugares donde solo está el banco y una farola amarilla a punto de apagarse

Y algo silencioso se derrama en mí en la oscuridad

El tipo de quietud y tranquilidad que todos deseamos cada día

Te escribo para que no se desvanezca

Te escribo para que mis pies no se desmoronen con los tuyos

Intento y escribo los sonidos de mi corazón

Escribo las canciones que me tocan

Escribo todos los lugares, las playas o las cascadas con formas estáticas inexistentes

Espero que me recuerden, pero los recuerdos solo existen en mi mente

Escribo sobre todo lo que hemos perdido y todo lo que viene

Las líneas que se dibujan de las sonrisas de aquellos que he amado como libros prestados y se han ido

Quiero saber cómo ellos han imaginados sus historias

Estoy en el abismo del mundo mirando

Entonces escribo para encontrar una versión de mi misma que me corresponda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s